Quise cambiar de canción

Quise cambiar de canción. Aventuras de la Gente Cuántica

Quise cambiar de canción

No podría soportarlo. Lo sabía. Y no podría salvarla.
Ni con todo el oro del mundo. Eso habían dicho todos los médicos. Resultaba irónico porque oro tenía mucho. Aun así ella se moriría irremediablemente.

Y si ella se iba yo haría lo mismo. Me iría también. A buscarla…

Pagué una suma escandalosa de dinero para poder participar en un proyecto experimental relacionado con los planos cuánticos de la conciencia (signifique eso lo que signifique). Firmé el grueso contrato sin leerlo. Las responsabilidades… el precio… los riesgos derivados de las simetrías… me daban igual. Me conectaron a una máquina.

Cuando desperte simplemente me dijeron: ya puede usted irse.

Salí de allí muy confuso. Estaba seguro de que me habían tomado el pelo. Me acababan de estafar de la forma más canalla. Y encima los muy cabrones me devolvieron una bolsa de ropa usada que no era la mía.

O eso creía yo hasta que encontré una vieja cartera de piel en el bosillo de esa chaqueta ajena y dentro varias tarjetas de crédito con mi nombre y documentos con mi rostro. La dirección que figuraba en ellos también era erronea.

Y lo entendí de repente: el experimento sí que había funcionado. Estaba en una realidad nueva, en otro universo diferente. En uno en el que ella estaría viva en lugar de muerta, y en el que yo no era multimillonario.

Sentí una alegría inmensa y me dirigí de inmediato hacia mi actual domicilio. Encontré las llaves en mi nuevo pantalon usado y entré en mi desconocida casa.

Ella pareció sobresaltarse al verme. ¡Estaba viva…! y yo no sabía ni que decir. Se la veía asustada y tenía unas feas marcas de contusiones recientes… ¡Joder, pero estaba viva…!

Me acerqué para abrazarla y dió un brinco. Me quedé perplejo viéndola correr hasta el otro extremo de la habitación derribando libros y lámparas, abriendo un cajón, extrayendo un arma, apuntándome, disparando…

¡Claro!, las simetrías… en la otra realidad nos amábamos… parece que en esta no…

 

Bienvenido nanolector !!! ¿que te cuentas hoy?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.